Saltar al contenido
Inicio » Blog » como ser traductor freelance » 16 Trucos y Tips Para Ser Un Traductor Desde Casa Exitoso Rápido

16 Trucos y Tips Para Ser Un Traductor Desde Casa Exitoso Rápido

🕔 octubre 28, 2018

¿Quieres ser un traductor desde casa pero no sabes por dónde comenzar?

Puede ser difícil romper con esa inercia y comenzar a ver resultados en el mundo online.

Por eso hoy te traigo 16 tips y trucos que te ayudarán a comenzar a ofrecer tus servicios.

Pero eso es no es todo, también te ayudarán a manejarte en varios aspectos súper importantes antes y después de conseguir tu primer proyecto.

Si comienzas a implementar estos tips hoy, te aseguro que comenzarás a ver resultados mucho más rápido de lo que esperas.

Comencemos.

1 – Acelera Tu Entrada Haciendo Uso De Tu Círculo

Si todavía no tienes experiencia profesional (que me imagino que es el caso de la mayoría), puedes comenzar a trabajar para alguna persona en tu círculo social—o el círculo de tu círculo.

No necesariamente será para tus amigos o familiares, pero hazles saber que comenzarás tu carrera como traductor desde casa y es probable que ellos conozcan a otra persona que necesite de tus servicios.

Esto no solo te ayudará a ganar experiencia real, sino que también tendrás algo que mostrar a tus clientes posteriores, lo que nos lleva al siguiente punto.

2. Evita El «Pruébame Que Sabes» Con Una Muestra

El objetivo del paso anterior, como ya mencionamos, puede ser tanto de experiencia como para tener una muestra disponible que puedas presentar a clientes potenciales.

Es recomendable que tengas varias muestras de traducciones a mano—aunque hayas realizado estas por cuenta propia.

Esto evitará la excusa común de «Traduce esto como prueba» que a veces tienen los clientes.

Puedes incluso tener estas muestras publicadas en sitios como en tus redes sociales o página web, o puedes enviarla de forma individual (por correo, por ejemplo) a todo cliente que quiera ver tus habilidades en papel.

No caigas en la trampa de hacer traducciones «de prueba» que terminan siendo una pérdida de tiempo.

3 – 2x Tus Probabilidades De Ser Aceptado Con Un Certificado

na de las insignias que te pueden distinguir del resto del montón inmediatamente es tener alguna especie de estudio que certifique tus habilidades.

No es que tengas que hacer un estudio de 4 años. De hecho, no hay ningún estudio oficial específicamente para traductores.

Pero organizaciones como la ATA (American Translation Association) entregan una certificación a las personas que pasan su examen. Así mismo puedes encontrar otras organizaciones reconocidas que hagan lo mismo.

Incluso algún curso en línea puede ser significativo para un cliente contratarte a ti en vez a otros traductores.

4 – Mmhh… ¿Algo No Anda Bien?

A veces tu instinto te dice que hay algo que no anda bien con un cliente en particular y terminas estando en lo cierto.

Cuando trabajes como traductor desde casa, es fácil comenzar a aceptar todos los trabajos que lleguen a tu mesa, pero debes de aprender a decir que no cuando lo amerite.

Si tienes un mal presentimiento de que la cosa no va a funcionar o ves que tu cliente no está manejándose correctamente, no tengas miedo de rechazarlo y continuar tu camino a otras oportunidades.

5. Aumenta Tus Tarifas Especializándote

 No importa la profesión que quieras ejercer desde casa, el primero de los consejos que me escucharás diciendo es especialízate.

Después de todo, el especializarse termina siendo benéfico para ambas partes.

En cuanto al cliente, sabrá y estará confiado en que cuenta con un experto en el tema y no con un traductor generalista que dice saberlo todo.

Tú, por otro lado, no te toparás con unos términos extravagantes de Filosofía Moderna o de accesorios de caballo con lo cuales no estás familiarizados.

(Además, ¿sabías que está demostrado que cuando te especializas ganarás más dinero y se te hace más fácil justificar tus precios?)

6. Planifica. Separa El Tiempo De Ocio Del De Trabajo.

Cuando comiences a trabajar como traductor desde casa, no hay nadie a tu lado que te obligue a sentar tu trasero en la silla y comenzar a hacer tu trabajo.

Es fácil perder un día completo procrastinando en las actividades que sabes que debes hacer. Tú sales perdiendo ya que debes cumplir con las fechas de entrega, sino perderás clientela.

Una de las primeras acciones y hábitos que debes incorporar a tus días es organizar las actividades del día—qué harás y cuándo.

No es que debes ser súper rígido con tu horario, pero hay un dicho que dice que «cada minuto invertido en planificar tareas permite ahorrar hasta diez minutos en el momento de ejecutarlas.»

7. ¿Los Niños Llorando? ¿El Perro Ladrando? Eso Es Un Problema.

Si hay algo que necesitas para poder completar tu trabajo con facilidad y poder cumplir con los horarios que te has propuesto cumplir es un lugar tranquilo dónde trabajar.

Si actualmente no hay espacio en tu hogar en el que puedas sentarte (no tirado en el sofá) y trabajar sin distracciones o interrupciones, comienza a crearlo desde hoy.

Crea tu mini-oficina— preferiblemente fuera de tu habitación personal.

Puedes utilizar un cuarto de servicio o alguna habitacion que no esté en uso en los horarios que trabajes. De no ser posible, considera trabajar en algun espacio de coworking en áreas cercanas a tu ciudad.

La tranquilidad es clave para la productividad.

9. Únete A Los Mejores Y Serás Uno De Ellos

Hay un dicho que dice que eres el promedio de las 5 personas con las que pasas más tiempo.

Si recién comienzas como traductor desde casa, asegúrate de ir a lugares y sitios web donde se congreguen traductores freelance exitosos.

Puedes comenzar buscando foros en línea tanto de lenguas como de traducción, unirte a grupos de Facebook y registrarte en plataformas como ProZ o TranslatorCafe en dónde no solo conocerás personas que hagan lo mismo que tú sino que también tendrás posibilidad de conseguir tus primeros proyectos.

Ponte como objetivo interactuar y contribuir a estas comunidades un par de veces a la semana. Te servirá como motivación ya que verás a profesionales cumpliendo sus objetivos de ser traductor desde casa.

Esto es algo que no todos lo hacen, y los que sí, no lo hacen consistentemente. Esa es tu oportunidad de destacarte y mantener al tanto.

9. Asegura «Tu Colchón»

Si hoy en día tienes un empleo convencional y estás pensando dar el salto a ser trabajador desde casa, tienes que estear consciente de que en los primeros meses tus ingresos pueden parecer una montaña rusa.

Puede tomarte un tiempo establecerte como experto en tu campo y para que los clientes fluyan de manera tal que se estabilicen tus finanzas.

Precisamente por eso, y en especial si no dependes de otro ingresos para subsistir, asegúrate de tener unos ahorros suficientes en tu cuenta de banco.

Con 3-6 meses de ahorros que tengas para subsistir, puedes lanzarte sin miedo. No debería tomarte más tiempo de ahí establecerte como freelance si estás haciendo todo bien y en el orden correcto.

10.Me Lo Das Primero O ByeBye

Tienes que tener cuidado con todas las empresas que te proveen unos bloques gigantes de texto de forma gratuita para que los traduzcas—y esto sin darte un centavo.

Es una tradición en el mundo de los trabajos desde casa exigir un porcentaje por adelantado para comenzar a ejecutar las tareas del proyecto.

Si tu cliente o alguna compañía que te contrate no está dispuesta a pagar antes o a firmar un contrato freelance antes de comenzar a trabajar juntos considera rechazarlos.

11. ¿Te Estás Ahorcando A Ti Mismo?

Los clientes son los mejores en querer lanzarte un proyecto a último minuto.

Si planificas tu semana y sabes que no tienes más tiempo disponible para aceptar otro trabajo, no te sobrecomprometas con más clientes.

Siempre asegúrate de darte una fecha límite realista, o mejor aún, una fecha límite que sabes que sin problema puedes cumplirla con anterioridad. Lo que nos lleva a…

13. Promete Algo. Entrega Algo Al Cuadrado.

Cuando aceptas o propones una fecha límite, crearás unas expectativas en el cliente que debes de cumplir para que esas personas se sienta bien trabajando contigo.

Lo que recomiendo siempre es que una vez que hayas planteando una fecha límite, te des la oportunidad y te propongas a entregarlo en un menor tiempo—o entregar algo adicional a lo acordado.

Esto sorprenderá a tu cliente y asegurarás que no quede decepcionado. Seguro que querrá volver a trabajar contigo y no buscar a otro traductor desde casa con el cual trabajar.

13. Haz La Prueba De La Voz Alta

Una vez que hayas completado tu primer proyecto, es hora de revisarlo.

Es muy probable que aun trabajes completamente sólo, y no cuentes con el capital para tercerizar una revisión o corección a otra persona.

Cuando eres tú el que revisa el trabajo, es fácil obviar detalles y pequeños errores leyendo.

Mi recomendación es que te separes del computador, idealmente por unas horas, antes de comenzar a revisar y corregir tu trabajo. Y cuando lo revises, leas el texto en voz alta para verificar si hace sentido o no.

Es una técnica fácil y sencilla de detectar errores que de otra forma hubieran pasado desapercibido.

14. ¿Que Piensa Google De Ti?

Puedes ser súper bueno y experto traduciendo, pero tienes que aprender a venderte y a promocionar tus servicios también.

Una de las mejores formas de hacer esto es con una marca personal.

Independientemente de que lo sepas o no, todos tenemos una marca personal. Si publicas gatos en Facebook o en Twitter todo el día, esa esa la marca que estás construyendo.

Y no tengo nada en contrato de los gatos, sabes, pero es probable que algunos clientes indaguen un poco más de tu persona antes de contratarte.

Tip Bono: Viene ejercicio para ti. Googlea tu nombre y apellido y mira los resultados en búsqueda de algún perfil que te pertenezca. Entra a tu perfil e intenta verte a ti mismo desde los ojos de alguien que quiere contratarte. ¿Que impresión estás dejando?

Puedes tener la suerte de tener un nombre muy común y no aparecer hasta la página 5, pero si no cuidas tu repuatación online, puedes terminar perdiendo clientes.

15. No Importa Lo Que Digas De Ti. Esto Es Lo Que Realmente Importa.

Tú puedes tardar 25 años diciéndole a una persona lo grandioso  y trabajador que eres, o lo excepcional que es tu trabajo. Pero la forma más rápida de hacer que las personas confíen en ti es viendo lo que dicen los demás.

Desde que inicies a tomar proyectos como traductor desde casa, pide y recopila testimonios de personas que hayan trabajo contigo. (Y sí, los de tus amigos son válidos si realmente les ayudaste con algún trabajo.)

Ten disponible estos testimonios claramente en tu página o perfil que más utilices para crear confianza instantánea en tu cliente.

 16. ¡Actúe Rápido Hermano!

Todos tenemos 24 horas al día, y la mayoría no trabajamos más de 8.

Si te topas con un cliente que aparenta estar interesado pero todavía no se decide, recuérdale profesionalmente que estás en una búsqueda activa de clientes y que en cualquier momento pudieras estar completamente ocupado.

Esto crea una especie de urgencia en el cliente para que tome una decisión pronto.

Y ya sea que termine diciendo que no, al menos estarás claro de que no está interesado en tus servicios y puedes seguir buscando otros clientes.

¿Que Sigue? 16 Trucos y Tips Para Ser Un Traductor Desde Casa Exitoso Rápido

Esto son algunos de los tips y trucos que puedes utilizar para convertirte en un traductor desde casa exitoso.

Toma los que apliquen para tu situación particular y no te quedes de manos cruzadas. Aplícalos ahora mismo para comenzar a ver mayores resultados.

Ten esto en cuenta y te aseguro que en poco tiempo podrás comenzar a ver frutos y pronto tendrás proyectos en cantidad y podrás disfrutar del estilo de vida que trae consigo trabajar desde casa.

Tu turno, ¿cuál de estos trucos puedes implementar ahora mismo y cuál crees que te ayudará más a ser traductor desde casa? Déjame saber en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *