Saltar al contenido
Inicio » Blog » trabajo freelance desde casa » ¿Pensando En Un Trabajo Remoto Desde Casa? Lee Esto Primero

¿Pensando En Un Trabajo Remoto Desde Casa? Lee Esto Primero

🕔 octubre 28, 2018

¿Estás pensando en conseguir trabajo remoto desde casa?

Hoy te vengo a traer la verdad de este tipo de trabajo… (lo bueno, lo malo y lo horrible).

Veremos 7 ventajas fascinantes que tendrás si decides irte por este camino y 5 que no son tan bonitas — y como contrarrestarla.

7 Ventajas Grandiosas Que Te Encantarán Si Tomas Un Trabajo Remoto Desde Casa

1. ¿En La Playa, En El Sofá O En Las Bahamas?

Una de las principales ventajas de trabajar de forma remota es la posibilidad de trabajar desde donde quieras.

Sea en el café, en la cocina de tu casa, en el parqueo o en el parque de tu ciudad.

A largo plazo recomiendo un escritorio convencional, pero tú el punto es: tú decides dónde trabajar.

¿Formal, pijamas o desnudo? Es tu decisión.

2. Harás Más Con Menos

Según un artículo de las Naciones Unidas, las personas con un trabajo remoto desde casa suelen ser más productivas que los empleados convencionales.

Y no es sorpresa, el ambiente laboral a veces se hace un poco irritante con un jefe demandado de tu tiempo constantemente o un compañero interrumpiendo tu trabajo.

Aunque la productividad depende totalmente de ti y pudieras tener un ambiente no muy amigable en dónde trabajes, cuando haces lo que te gusta eres más eficiente y puedes controlar la situación con mayor facilidad.

3. Contribuyes Al Planeta

Yo siempre he tenido un interés singular por todo lo que tiene que ver con energía alternativa o ahorro de energía.

Cuando tienes un trabajo remoto desde casa no tienes la necesidad de transportarte a un trabajo, y los contaminantes que expulsan los vehículos de combustible ya no estarán yéndose al ambiente.

Esa es otra de las razones que me motiva más a dispersar el mensaje y contribuir con lo que sé para que más y más personas sepan de las posibilidades que presenta trabajar desde casa.

4. Flexibilidad y Menos Estrés

Claro, no te miento. Te vas a topar con clientes que no quieren pagar y con situaciones estresantes en tu vida como trabajador remoto.

Pero, generalmente, al tener la flexibilidad y autonomía de seleccionar tu propio horario y trabajar con los clientes que quieras, las cosas se tornan un poco menos estresantes.

Sobre todo cuando tú eres quién seleccionas tu ambiente y si tienes un cliente con el cuál no te estás llevando bien, puedes (literalmente) despedirlo dado que trabajes con múltiples clientes o tengas otros en fila.

Esto es algo que implicaría quedarte sin ingresos en un empleo y probablemente sin trabajo por un buen tiempo.

5. Más Dinero En Tu Bolsillo

No sabes la facilidad con la que puedes ahorrar cuando te la pasas en tu casa.

No hay tentaciones de salir a comer a la esquina del trabajo (dependiendo de donde vivas claro) o de ver a ese compañero de trabajo devorándose una pizza.

Además, como ya mencionamos, no habrá necesidad de pagar por combustible, y tú y yo sabemos que realmente se ahorran unas cuantas papeletas por ese simple hecho.

Muchos trabajadores remotos van más allá todavía, se mudan a ubicaciones de menor costo que en su país para ahorrar aún más dinero.

6. El Mundo Es Tu Cliente. No Hay Límites.

Piensa por un momento.

¿Que tantos empleos puede haber cerca de ti en un radio de 10km?

Este es mi caso.

Puede que se haya cientos o miles de negocios en ese círculo verde que presento, pero no todos estarán buscando empleados en un momento determinado.

Las oportunidades son limitadas.

Cuando trabajas por internet, el alcance es muchísimo mayor.

Pongamos un ejemplo.

Digamos que decides especializarte y enfocar tus esfuerzos en un cliente ideal (como suelo recomendar)  y terminas seleccionando diseño web para restaurantes.

A pesar de parecer un nicho pequeño, ¿sabes cuántos restaurantes hay en el mundo?

Se estiman unos 15,000,000.

O sea, que tienes en el mundo 15 millones de potenciales clientes a los que puedes llamar, enviar correos y contactar para ofrecerles tus servicios.

Y claro que no todos hablan tu idioma, no todos necesitan de un rediseño, no todos quieren una página web, y tampoco todos trabajarán contigo.

Pero entiendes mi punto. El potencial es muchísimo más que los cientos o miles de negocios que pudiera haber en tu ciudad.

(Ojo: esto también incrementa la competencia significativamente, por lo que debes de ser ultra bueno en lo que haces y saber promocionarte efectivamente.)

7. Ganarás Más Que Tus Amigos

Sí, suena un poco cruel pero es lo más probable.

Es un hecho que los trabajadores remotos alrededor de todo el mundo ganan más de lo que gana un empleado convencional en su respectivo país.

Y si tomamos en cuenta que tienes la posibilidad de trabajar para un país desarrollado como EEUU, en dónde el sueldo mínimo es 3-10 mayor que el tuyo, la cosa se pone más interesante.

Fuente: Business Insider

Si en países dónde el sueldo mínimo es alto comparado con los de países de Latinoamérica los freelancers demanda más dinero que los empleados haciendo lo mismo, imagínate tú y yo lo que podemos alcanzar.

Bueno, suficiente de rosas. Veamos el lado negativo de las cosas

5 Cosas No Tan Bonitas Del Trabajo Remoto Desde Casa

1. Ingresos Montañas-Rusa (Al menos en un principio)

Si aún no te has establecido como autoridad en tu campo de especialización, si todavía nadie te conoce o sabe que eres un experto y sabes lo que haces…

Entonces es probable que tu ingreso fluctúe durante tus primeros meses.

La razón de esto es que al tener un trabajo remoto desde casa, eres tú el responsable de promocionarte a ti mismo, conseguir clientes y cobrarle a dichos clientes.

Si cualquiera de estas tres fases falla, estás en problemas.

Ya sea que no tienes ni idea de cómo promocionar tus servicios, tengas un mal tiempo consiguiendo clientes o los que consigas no quieran pagar, deberás de tomarte un tiempo para estabilizar tus finanzas.

2. ¡Muévete hermano!

Muchas personas deben de ponerse sus zapatos y caminar hacia su trabajo o requieren algún tipo actividad física en lo que ejercen.

Si tienes vehículo propio y lo único que mueves en tu trabajo es un lápiz, me imagino que estás consciente de que no es el caso para muchas personas en el mundo.

Cuando tienes un trabajo remoto desde casa, estás a un paso de tu trabajo.

Sacar las energías para salir a caminar puede ser un desafío para algunos y terminaría en un estilo de vida sedentario o de poca actividad física.

3. ¿Hablar Y Compartir Con Otros Se Olvida?

Um…no exactamente.

Pero trabajando desde tu casa, puedes llegar a sentirse sólo de vez en cuando.

No suele haber interacción de cara a cara y esa noción o sentimiento de que tienes personas a tu lado con las que puedes contar disminuye sustancialmente.

Si te mantienes en un ambiente sólo y haces de esto un hábito, tus habilidades de comunicación se pueden ir perdiendo con el tiempo.

Si tienes una vida social activa fuera de tus horas de trabajo, pienso que no tendrás ningún problema con esto, pero si no, puedes remediarlo trabajando en espacios de coworking o saliendo más a menudo.

4. ¿Cómo Se Coopera Por Internet?

Es cierto que no hay un grupo de personas reunidas de forma física, pero puedes toparte con un cliente que requiera que colabores con su equipo de forma remota.

Ahí la cosa se puede complicar un poco.

A veces no sabes a quién te debes de dirigir, si a tu cliente directamente o a parte del equipo.

Cooperar con un grupo de personas de forma remota, honestamente, no es algo a lo que estamos acostumbrados.

Aunque creo firmemente que ese es el futuro del mercado laboral, debemos de tomarnos un tiempo para que esto se haga una costumbre.

La cooperación entre equipos de forma virtual es algo que deberás aprender, ya sea con un equipo remoto al que debas unirte o un equipo que crees tu mismo a medida que crezca tu negocio.

5. Dependes Tu Propia Capacidad De Pararte De La Cama

Si estás en un trabajo, eres y estás siendo supervisado o cooperas de lado a lado con otros individuos.

Si haces algo no debido o dejas de tomar tus responsabilidades en serio te pueden despedir.

Cuando no tienes esa responsabilidad de mostrarte todos los días a una hora en particular, puede que procrastines y termines quedándole mal a tus clientes—lo que eventualmente evitará que puedas continuar la relación.

Después de todo, no hay una consecuencia inmediata si no haces lo que debes de hacer.

Necesitas una cantidad suficiente de disciplina y organización para ser tú mismo el que te motive y seas responsables de tus acciones.

Hay que ser proactivo y acostumbrarse a hacer las cosas sin supervisión de otro.

(Por cierto, eso de que hay personas con una disciplina innata no lo creo. Todo el mundo puede aprender y crear la costumbre de ser proactivo y disciplinado. No es un talento, es un hábito.)

Si has concluido con estas ventajas y desventajas que presenta un trabajo remoto desde casa y estás dispuesto a tomar el desafío, ¡felicidades compañero!

La mayoría se asusta y decide no intentarlo.

Si todavía tienes un empleo, no creas que es algo que pasará de la noche a la mañana, pero con esfuerzo y dedicación en 30-90 días puedes hacer el cambio, sin duda.

¿Que otra ventaja o desventaja agregarías a esta lista? ¿Qué tipo de trabajo remoto desde casa te gustaría hacer? Déjame saber en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *