¿Cuál es la diferencia entre freelance y emprendedor? ¿O realmente la hay?

Independientemente de cuál de las dos sea tu etiqueta, quiero darte hoy una definición que difuminará la línea entre estos dos personajes.

Puedo hablar desde los dos lados de la moneda, y puedo afirmar que esta información te será valiosa si:

  1. Eres freelance pero quieres ir al siguiente nivel
  2. Te interesa la libertad y no quieres depender de un trabajo toda tu vida
  3. Aspiras a ser emprendedor
  4. Te interesan los negocios digitales

No importa tu situación, saber la diferencia te ayudará a alcanzar ese siguiente nivel que todos quieren: más libertad.

El inicio de todas las grandes fortunas

Hace más o menos un año, renuncié a mi trabajo y decidí comenzar a trabajar por cuenta propia.

Sin experiencia alguna en los negocios y sin mucho dinero, no tenía mucha más opción que ofrecer mis servicios.

Napoleon Hill tenía razón cuando dijo en su libro, Piense y Hágase Rico:

“Todas las grandes fortunas comienzan en la forma de compensación de servicios personales o ideas ¿Que más que ideas y servicios personales puede ofrecer uno que no posee propiedades a cambio de riquezas?”

Un freelance es exactamente eso. Una persona que ofrece sus servicios al mercado. Es viejo y antiguo autoempleo que hoy se ha digitalizado en su mayoría.

Me gusta verlo como un emprendedor sin equipo. (O lo que se conoce como Solopreneur.)

La cantidad de términos que le atribuyen a este tipo de personas es enorme: autónomo, trabajador independiente, teletrabajador, etc. Pero la esencia es la misma: un servicio ofrecido al mercado a cambio de una compensación monetaria.

¿Y qué servicio ofrece esta persona?

La profesión o actividad puede ir desde fotografía hasta consultoría hasta redacción. En su definición más amplia pudiéramos incluso incluir coaches, autores, doctores independiente, deportistas y artistas.

Sin importa la actividad, estas personas tienen algo en común:

  1. Generalmente son buenos en una actividad en particular.
  2. Aunque tienen conocimiento en su área,  no necesariamente tienen mucho conocimiento de los negocios.
  3. Si principal fuente de ingresos depende de su tiempo. Pero no requieren de inversión ni costos ya que “venden” algo intangible.

Ninguna de estas razones implica una desventaja. Al contrario es una oportunidad (más detalles luego), ya que hay una solución para cada punto.

Freelancing debería ser pre-requisito para emprender

No es sorpresa. Hemos escuchado la estadística de que el 90% de los negocios fracasa. ¿Pero y qué si es por falta de experiencia y de habilidades?

Freelancing puede ser el primer paso para emprender.

No solo estás ganando experiencia en una industria pero también aprendes las habilidades claves de todo emprendedor:

  • Comunicación efectiva: aprendes a comunicarte con clientes y establecer una relación de trabajo.
  • Manejo de tu tiempo: aprendes a establecer fechas límites y entregar a tiempo tus proyectos. Comienzas a valorar tu tiempo más ya que sabes que si no estás trabajando no estás ganando lo cual te hacer valorarlo más.
  • Marketing: aprendes a llamar la atención de tu oferta y a diferenciarte en un mercado competitivo.
  • Ventas: aprendes a explicar a tus clientes el valor que brindas a su negocio con tus servicios.

Todas esas habilidades son fundamentales para cualquier emprendedor y son exactamente las mismas que forjas como freelance.

En un momento hablaremos de cómo escalar tu negocio como freelance, pero primero quiero decirte algo si eres aspirante a emprendedor que me gustaría haber escuchado.

Algo que desearía alguien me hubiera dicho.

Para Ti Si Aspiras a Emprendedor…

Si estás aspirando a ser emprendedor, especialemente si es emprendimiento digital, déjame contarte un poco de mi historia.

Antes de comenzar este blog, me interesé en el tema de emprendedimiento online.

Comencé a comprar cursos y consumir un montón de información al respecto.

Recuerdo que intenté vender libros en Kindle el cual tuvo nada más y nada menos que 5 ventas—perdiendo algunos $US300.

Recuerdo haber creado 2 páginas web las cuales solo alcanzaron unas 10 visitas o menos—perdiendo otros $US100.

Básicamente intentando emprender gasté todo mi dinero y fracasé como el mejor. Y todo esto por una razón:

No. Tenía. Ni Experiencia. Ni Habilidades.

A los emprendedores a veces nos pica como un mosquito cuando descubren emprendimiento y de repente no quieren trabajar para nadie, como si fuera un pecado.

Pero trabajar y aportar valor a un negocio es lo que te va a dar la experiencia necesaria para trabajar y aportar valor al tuyo.

Después de todo, si no puedes ayudar a un negocio a florecer, ¿crees que podrás hacerlo por ti mismo?

Ser freelancer te entrena en muchas cosas que necesitarás en el camino. Y si lo haces bien te da la habilidad de escalar tu negocio a algo que funcione sin ti.

¿Qué tipo de emprendedor eres?

Espero haberte convecido de que si lo que te interesa es el emprendimiento digital, ser freelance debería ser tu primer peldaño.

Pero hay algo que debo mencionar aquí: emprendedor es un término que abarca mucho. Como ya mencionamos puede ser un solopreneur que opera solo. Pero puede ser de los que operan en equipo de 10 personas o hasta los más ambiciosos con corporaciones con miles de empleados.

La teoría aplica para todos.

Si quieres atraer inversionistas y estar involucrado en el mundo de las startups, tu historia es otra. Pero continuas necesitando las habilidades mencionadas arriba.

Diferencia Entre Freelance y Emprendedor

Yo personalmente no tengo deseo de crear una empresa de miles de empleados.

Valoró la libertad más que nada y sé que crear algo a tal escala, aunque más rentable, es mucho más tedioso. Quiero independencia financiera y también la independencia de ubicación.

Cualquiera que sean tus objetivos, recuerda que todo lider algun día fue un seguidor. Todo (o casi todo) emprendedor algún día tuvo un empleo. Y ser freelance es ese punto medio, ese peldaño a escalar.

Es realmente un camino con menor riesgo y una decisión más inteligente que ir de empleo al emprendimiento directamente.

La Real Diferencia Entre Freelance Y Emprendedor

En este momento, la diferencia entre freelance y emprendedor está más clara. Ambos son dueños de un negocio.

¿La diferencia principal? El freelance opera como un negocio unipersonal basado en servicios. El emprendedor trabaja (generalmente) para hacer su negocio algo sostenible e independiente de su persona.

Esto lo hace cuando comienza a pensar en branding, en escalar las ventas y en implementar sistemas tecnológicos o recursos humanos que realicen las operaciones.

Y aunque no todos los emprendedores piensan de esta manera—por ejemplo, todos conocemos a emprendedores que han operado su negocio todo el tiempo—pudiéramos decir que esta es la diferencia principal.

Pero te tengo buenas noticias, un freelance puede tornarse emprendedor mucho más fácil que un empleado. Y para esto puede hacer esto de estas estrategias.

Cómo Ir De Freelance a Emprendedor

Si actualmente eres un freelancer y quieres llevar las cosas al siguiente nivel, hay ciertas cosas que debes cambiar en la forma en que te percibes y en la estrategia que actualmente utilizas.

Cambios en mentalidad

Estos son algunos de los cambios en la forma en que te percibes que debes comenzar a cambiar:

  • Debes comenzar a entender branding, sistemas, marketing y ventas (aunque la actividad que ejercas no este relacionada con estas).
  • Debes entender que otras personas saben hacer lo que tú haces mejor que tú (duele admitirlo pero es la verdad).
  • Debes estar más cómodo con inversiones riegosas. No digo que tomes riesgos innecesarios, pero para crecer un negocio es necesario invertir tiempo y dinero en herramientas y personal.
  • Valora tu tiempo aún más. Comienza a pensar como puedes hacer las actividades que dan el mejor retorno de tu tiempo.
  • Aprende de temas de liderazgo. Lo necesitarás si quieres crear un equipo y mantenerlo motivado.
  • Comienza a pensar en grande. Tus ingresos deben ir más allá de renta y comida.

Cambio en estrategia

En cuanto a estrategias y tácticas para subir a ese siguiente nivel, existen 4 formas en las que puedes comenzar a escalar tu negocio y automatizarlo parcial o completamente.

(1) Productizar tus servicios

El principal problema de muchos freelance enfrenta al momento de escalar es que cobran por hora de trabajo. Y eso implica falta de escalibidad.

Admito que es la forma más fácil y así comenzamos todos, pero cuando es tiempo de escalar las cosas, productizar tus servicios es la mejor opción.

Esto lo puedes hacer de dos formas:

#1 – Empaquetando una serie de servicios

Por ejemplo, si cobras un diseño de una página web más la programación del mismo comenzando en $1500, una campaña de FB más el análisis de la data comenzando en $2000, cobras por un resultado y no tu tiempo.

Esto te permite o hacerlo tú más rápido y cobrar una tarifa horario mayor (si haces la página en 10 horas, serían $150/hr), o tercerizar parte del trabajo a realizar.

#2 – Hazlo un producto “vendible”

Si puedes hacer tu servicio algo replicable y vendible, escalar es una posibilidad.

Por ejemplo, un redactor que trabaje en un libro ha convertido su tiempo en algo que se puede replicar y escalar. Lo mismo con un diseñador que cree una plantillas o temas y un programador que cree un software.

Esto no es posible con todos los servicios freelance, pero es algo que puedes considerar.

(2) ¿Quieres seguir haciendo lo que te gusta? Intenta esto 

Esta es quizás una de las más atractivas para mucho pero es un poco más difícil de implementar. Aquí entra en juego los sistemas de los que hablábamos.

Esta consiste en automatizar las tareas secundarias sea con tecnología o personal. Mientras tu continuas haciendo la tarea principal.

Por ejemplo, un consultor quizás contrate a alguien que maneje sus finanzas o sus ventas. Pero continúe haciendo las consultas.

Esta persona ha pasado a formar un equipo y continúa haciendo lo que le gusta—aunque aún las cosas dependen de su tiempo.

Para los más ambiciosos, tenemos las 2 siguientes alternativas.

(3) Conviértete en una agencia

La desventaja de comenzar una agencia es que si realmente disfrutaba lo que hacías (diseño , fotografía o lo que sea), aquí comienzas a dejar de hacerlo.

Pero lo mejor de todo es que comienzas a tener más tiempo libre mientras trabajas en una posición más “ejecutiva” y de negociante.

Definitivamente no es algo que sucederá de la noche a la mañana, pero poco a poco puedes ir contratando a personas para que hagan el servicio principal que ofreces y también las tareas de mercadeo y ventas para atraer clientes.

El objetivo final es que construyas un sistema que te sustituya por completo.

Es quizás la idea más fácil de implementar como freelance dado que tengas una buena imagen en el mercado y hayas trabajado con muchos clientes. Si ya tienes los clientes, es cuestión de delegar.

(4) Cambiar de rumbo

Convertirte en una agencia y escalar un negocio que está completamanete basado en servicios no es para nada fácil. Los seres humanos somos impredecibles y difíciles de administrar.

Otra de las gran ventajas de ser freelance es que te da la posibilidad de ver oportunidades y necesidades insatisfechas en el mercado para construir negocios alrededor de estas.

Puede ser lo que sea desde productos físicos hasta software.

Wade Foster de Zapier, por ejemplo, descubrió su idea trabajando como freelance y hoy es dueño de una empresas tecnológica con más de 100 empleados y hoy se encuentran en los $35 millones anuales de ingresos.

Cuando tienes el pie adentro del mercado las oportunidades brotan y es cuestión de identificarlas y ejecutar en ellas.

Conclusión: La Diferencia Entre Freelance y Emprendedor… (Es Menor De Lo Que Piensas)

Como puedes ver, la diferencia entre freelance y emprendedor es la diferencia entre un adolescente y un adulto…

Es cuestion de madurar y de crecer un poco más para llegar al siguiente nivel.

Ser freelance es la línea divisoria entre empleado y un emprendedor.

Tienes más control aunque no todo el control del mundo. Tienes más posibilidades de escalar aunque es todo un proceso.

Pero sobre todo tienes más libertad de elegir tu rumbo, libertad de vivir donde sea, y la flexibilidad que tantos desean y no mucho alcanzan.

Aprovéchala.


0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Consigue Tu Primer Trabajo Freelance Online Este Mes Fuera de Plataformas Como Upwork

Si te encuentras...

  • En el limbo intentando arrancar a trabajar en línea.
  • Registrándote de plataforma en plataforma solo para darte cuenta que no hay trabajo en ninguna.
  • Dándote cuenta que enviar propuestas allí es como la guerra del centavo: "gana el que más se baje los pantalones."

Entonces cree este entrenamiento 100% GRATUITO para ti.