Mildred era una empleada con ganas profundas de más dinero y más flexibilidad, pero todas las ideas que encontraba online ofrecían exactamente lo contrario.

Buscando ideas sobre cómo generar más ingresos, todo me parecía muy complicado. Era difícil, extraño, o iba a tener que invertir mucho dinero.

Me topé con un montón de estafas sobre cómo ganar dinero llenando encuestas y cosas así, pero no me convencían. Quería algo que me diera satisfacción profesional.

Mildred y sus colegas de trabajo.

En su proceso de indagación, encontró el blog de Éxito Electrónico y se llenó de esperanza sobre la posibilidad de trabajar desde su casa. Pero las dudas de hacer este sueño una realidad permanecían en su mente.

“Isaac me abrió los ojos y confirmó mis sospechas de que estas estafas no valían la pena… pero que si podía trabajar para empresas reales en línea haciendo tareas sencillas pero valiosas. 

Comencé a ver cómo otros generaban ingresos en línea ofreciendo sus servicios. Tenía lógica que esto existiese cuando le conviene a los trabajadores y a las empresas. Pero me decía a mí misma ‘Hasta que no lo vea y no lo haga, no lo voy a creer.’

Su falta de conocimiento la impulsó a buscar una solución, y ahí fue cuando la oportunidad perfecta se le presentó.

No sabía nada de nada de nada cuando te conocí, pero comencé a recibir tus correos. Cuando abriste las inscripciones para tu curso, tuve miedo de que fuese una estafa o no funcionara para mí, pero tu sinceridad me llevó a inscribirme.

Es un curso muy completo — está muy bien dirigido a personas que no tienen ni idea de cómo empezar. 

Siento tu curso me dió todos los pasos necesarios para tomar acción, la claridad para enfocarme y la motivación para animarme a hacerlo.

Sin experiencia ni ventajas competitivas, Mildred quiso intentar su suerte con las plataformas freelance. Pero estas no le estaban dando mucho fruto.

A pesar de tus recomendaciones de evitar las plataformas freelance, me di cuenta que no me quitaba tanto tiempo si me enfocaba en una sola. Decidí enfocarme en Workana. Enviaba propuestas cuando tenía tiempo libre en mi empleo. Y cuando llegaba a casa, continuaba tomando tu curso.

No me respondía nadie… pero no me rendí.

Con perseverancia y con las recomendaciones del programa, las cosas comenzaron a cambiar para bien.

Las recomendaciones que tú haces, las comencé a aplicar para mis postulaciones, y eso me ayudó. Comencé a recibir respuesta aunque no tenía ninguna estrellita, y en tan solo un mes pude conseguir mi primer cliente.

Me dije a mí misma, ‘Si puedo tener un cliente, puedo tener todos los clientes que quiera.'”

Mildred le dijo adiós a su trabajo para siempre. A pesar de las dudas de las personas a su alrededor, estaba confiada en que todo iba a estar bajo control.

Desde que tuve dos clientes, renuncié a mi trabajo. No le conté a nadie que iba a dar el salto al trabajo independiente, más que a mi esposo. Pensé que creería que estaba loca, pero cuando le expliqué todo, me apoyó.

Pronto Mildred se vió con más clientes de los que podía manejar, pero decidió reducir su carga de trabajo y trabajar solo con los clientes más flexibles y rentables. 

Estaba trabajando en 4 proyectos al mismo tiempo pero ya estaba súper ocupada y me dio miedo quedar mal. Terminé bien con todo y me enfoqué en dos clientes. Solo con 1 de esos 2 clientes estoy generando el DOBLE de lo que ganaba en mi empleo. 

Mi vida ha cambiado mucho. Estoy en mi casa, puedo programar mis horarios, trabajar a la hora que yo quiera, y siento que hago algo valioso para otros.

Mi esposo tuvo la oportunidad de conseguir una mejor empresa para trabajar — pero en una ciudad lejos de donde vivimos. Al preguntarme: “¿te molestaría mudarte?” Le dije que realmente no. Es liberador poder trabajar desde donde sea. 

Ya nada me detiene. Hoy te hablo desde un hotel mientras trabajo para mis clientes.

No hay nada peor que no poder darle prioridad a la familia por cuestiones de trabajo. Pero Mildred admite que esto mas nunca será un problema.

“Antes me perdía muchas de las actividades con mi familia por responsabilidad con mi trabajo. Ya no me las pierdo.

Si tengo trabajo pendiente y muy urgente, cargo con mi laptop y concluyo mis tareas. Luego puedo estar tranquilamente con mi familia y disfrutar el momento.

Más interesante aún, las amigas de Mildred quieren seguirle los pasos. Y los cursos online de Éxito Electrónico continúan siendo su recomendación #1.

“Desde que mis amigas supieron lo que hago, ya lo quieren hacer también. Me dicen que están hartas de su jefe, hartas de todo ese ambiente laboral, molestas, y quieren dejar su trabajo. De hecho ya tengo un par amigas que le están llegando tus correos. 

Recomiendo tu curso a todo el que me dice que quiere convertirse en freelancer.

Mildred admite que la clave está en empezar. Y que si no hubiera sido por este curso, quizás se hubiese quedado estancada — sin soporte, sin ayuda y sin la flexibilidad que hoy disfruta.

Si se puede. Aunque no tengas experiencia como freelance, el curso te enseñará a utilizar tus habilidades actuales, por poco virtual que creas que sean.

Hay gente que está pagando por tus talentos en línea y a lo mejor no lo sabes y no te animas a hacerlo.

Sin este curso, me hubiera tomado mucho más tiempo hacer lo que tenía que hacer. Es animarse a empezar aunque sea con poquito.

Si no empiezas, nunca vas a lograrlo. Da tus primeros pasos,  Isaac te ayudará a no quedarte estancada. 

Empieza ya y no pierdas más tiempo.

***

>> Aprende más sobre el programa del que ayudó a Mildred a dejar su trabajo.

P.S.: ¿Quieres que cuente tu historia? Si has utilizado mi material (sea del blog, de mis correos o de mis cursos online), y has visto resultados, respóndeme este correo lo antes posible. 

Lo daría TODO porque me cuentes más. Tendrás una fantástica historia como esta para presumir, y verdaderamente es la mejor forma de decirle “Gracias” a todo el trabajo duro que hago para ayudar a gente como tú.


0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *