Hace exactamente un año decidí renunciar a mi trabajo. Un trabajo con un salario equivalente a $US250 mensuales… (yup, así es).

Y quién diría que un año más tarde estaría en la posibilidad de hacer ese monto por escribir 3 correos… algo que me toma como mucho 6 horas.

La vida es buena.

Pero debo admitir que no ha sido un camino fácil.

El arduo camino a tu primer cliente. Las dudas y barreras internas. Los clientes que nunca responden. El saber si lo estás haciendo bien….

Tantas habilidades diferentes que puedes ofrecer. Tantas plataformas y formas de conseguir clientes… puede ser díficil saber por donde comenzar.

Aún tengo mucho por aprender. Pero habiendo pasado por eso, y ahora estando de “este lado,” puedo describirte los pasos exactos que tomaría para comenzar a ser freelance si estuviese comenzando hoy.

El camino viejo para ser freelancer

La forma convencional y la que todos andan promoviendo es registrarse en las  famosas plataformas freelance y enviar propuestas todo el día.

Así comencé yo.

Después de meses y meses, logré conseguir trabajos tanto en Upwork como en Fiverr. Pero pronto me di cuenta que había una mejor manera.

Mira, cada vez que introduces un intermediario al juego—una agencia, una plataforma freelance, o lo que sea—siempre terminarás haciendo menos dinero, porque el intermediario toma una porción.

Y una vez que todos los freelancers están haciendo exactamente lo mismo, ya te puedes imaginar la competencia que se crea allá.

Hace un momento entré a Workana para ver si tenían ofertas para profesionales de servicio al cliente. Y me topo con la sorpresa de que 4 días después de subir un trabajo, 281 personas habían enviado una propuesta…

Cómo empezar a ser freelance: Propuestas

¿Cuáles son las posibilidades de que te contraten en estas circunstancias?

Es más, ¿cuáles son las posibilidades de que al menos alguien lea la bendita propuesta?

¿Un 10%… un 1%… un 0.1%?

Nada divertido. Lo sé.

Te enseñaré una mejor manera.

Cómo empezar a ser freelance: Paso 1

Primero lo primero, es necesario que tomes un tiempo para pensar en qué puedes o quieres ayudar a un negocio. Dígase, cuál es la habilidad que puedes ofrecer.

Hay un montón de cosas que se pueden hacer desde diseño gráfico y redacción hasta programación, traducción o edición de videos.

Las oportunidades son infinitas. (Recuerda que estamos hablando de un mercado global.)

Son tantas las posibilidades que puedes fácilmente encontrar un punto de equilibrio entre algo que disfrutes y algo que el mercado necesite. Yo no puedo decir que “amo” escribir. Pero la verdad es que no se siente tanto como un trabajo.

(Y mucho menos cuando lo haga desde la comodidad de mi hogar.)

“Pero Isaac, no tengo ninguna habilidad. No sé como hacer esto o lo otro.”

Aquí está lo divertido: no tienes que comenzar sabiendo. Puedes aprender.

Es un tema común que veo en el mundo freelance. No son poco los freelancers que conozco que se han “autoenseñado” de lo que hoy viven. Incluyéndome a mí.

Cómo empezar a ser freelance: Paso 2

Aquí es dónde tienes que buscar la informacion adecuada y aprender a ejecutar las tareas lo suficientemente bien para que tus clientes estén contentos.

Fíjate el énfasis en “suficientemente bien.” Si de algo me arrepiento en mi camino es durar casi 8 meses “estudiando” lo que quería ofrecer—redacción—por miedo a hacerlo mal en vez de comenzar a ofrecer en el mes 1.

Y es que al final vas a aprender más haciendo 1 trabajo para un cliente, que 1 año leyendo y consumiendo información.

Y hablando de información, nadie tiene excusas de no aprender. Tenemos blogs como este en dónde las personas dan tips para cualquier profesión. Tenemos canales de YouTube que pueden ir a detalle con una tarea en específico.

Todas estas son fuentes válidas. Pero si quieres ir todavia más profundo puedes tomar cursos online en donde te puedes fácilmente enseñar lo básico—o incluso lo avanzado—de cualquier profesión en cuestión de horas.

Si estás en un presupuesto apretado y no puedes costearlos, entonces mi recomenación son los viejos y anticuados libros. Un libro puede serte valiosísimo.

Para que no te pase como a mí, aquí te va un reto:

Lo que sea que quieras ofrecer, busca 1 curso. Un solo curso.

ó

1 libro. Un solo libro.

Y ponte una fecha límite de 30 días para completarlo.

Hazlo y comienza a buscar clientes. Mientras más y más información consumes más te envuelves en “análisis-parálisis” y más información no resuelve el problema. Implementar la información es lo que necesitas.

Cómo empezar a ser freelance: Paso 3

En este punto es que debemos prepararnos y construir una oferta y un mensaje que motive a nuestros futuros clientes a contratarnos.

Dígase, tienes que lograr convencer a las personas de que te contraten y para eso debes expresar en palabras quién eres, qué ofrecer y por qué deberían elegirte a ti.

Una de la formas más fáciles y rápidas de llamar la atención de un determinado tipo de clientes es convertiéndote en un especialista.

Si eres redactor, ¿redactarás libros o artículos? ¿En el área de salud, sobre nutrición o sobre negocios?

Si eres diseñador, ¿diseñas banners o páginas web? ¿Quien es tu cliente objetivo? ¿Qué tipo de trabajo le ofreces a este cliente?

Lo mismo aplica para cualquier otra profesion debajo de la faz de la tierra. Esta es una manera segura de llamar la atención de tus clientes ya que estáras presentando como una persona que ya está familiarizado con el tema.

De hecho, esta es una de las formas en las que puedes “aparentar” tener experiencia aunque no la tengas. Así que atención novatos.

Las personas asumen que si Fulano es un especialista en tal cosa, entonces él debe saber de lo que está hablando.

Al final de este paso quieres saber 3 cosas específicamente:

  • ¿Qué es exactamente lo que ofrezco y para quién? (e.g. Páginas web para bloggers, redacción de artículos para el sector de finanzas, desarrollo de video juegos Android, etc.)
  • ¿Cómo voy a cobrar? ¿Por proyecto, por hora o por item?
  • ¿En qué aporto a mis clientes—les ahorro tiempo, dinero, dificultades técnicas?

Con esto es mano construyes un mensaje que le haga a entender al cliente lo que haces y por qué el debería escucharte.

Es la diferencia entre “Hola, Soy Juan y soy diseñador de logos” y “Ayudo a startups ambiciosas a comunicar su valor y crear una indentación en el mercado con una marca inolvidable.”

Quizás exageré un poco ahí. Pero creo que se entiende.

Cómo empezar a ser freelance: Paso 4

Ha llegado la hora de la verdad. Ya tienes tu mensaje, tu oferta, tu servicio. Todo. Pero te hace falta la parte más importante de la ecuación: la personita que te va a pagar.

Aquí es dónde la cosa se pone interesante y debes de saber dónde encontrar a estas personas y qué decirles.

Aquí es dónde haces ese primer contacto con tus potenciales clientes y esperas a que pase lo mejor.

Comencemos por el dónde:

Mi recomendación en estos dias

Ya te dije mi experiencia con el camino viejo. Eso de las plataformas freelance no era que no estaba funcionando, pero “construir tu reputación” es todo un proceso allá.

Lo que ha funcionado mejor para mí—y lo que he visto a freelancers hacer para conseguir clientes de calidad—es hacer contacto directo.

Tus clientes tienen un correo. Tienen un perfil de LinkedIn. Probablemente tienen un perfil en Twitter, Facebook u otras comunidades.

Cuando haces el contacto directo tienes muuuuuuuuuuucho más chance de que lean tu mensaje, y por ende te consideren, y por ende te contraten.

Algo que he aprendido a tropezones. Pero así es.

Si eres nuevo, te invito a aprender de mis errores y desde hoy tatuarte en la frente que tus clientes no solo existen en plataformas. Están todo alrededor del internet.

Es tu trabajo buscarlos, contactarlos, y convencerlo para que te contraten.

Cómo empezar a ser freelance: Paso 5

Simple y llanamente: haz un excelente trabajo.

Pudiera parecer obvio. Pero no tanto.

Y es por eso que muchos freelancers se quedan en el ciclo vicioso y continuo de tener que invertir su tiempo buscando nuevos clientes.

Una de las cosas más importantes que puede hacer un freelancer es tener clientes satisfechos que quieran repetir proyectos y referirlo a otros negocios.

De esta forma estás efectivamente ahorrando tiempo y dinero porque no tienes la necesidad de buscar clientes y puedes pasar más tiempo haciendo trabajos facturables.

Una vez que tengas tu cliente, haz lo posible para darle esa “ñapa” como le dicen en mi país. Da un poco más, agrega algo que no estaba planeado, supera sus expectativas y tendrás clientes de por vida.

Cómo empezar a ser freelance: Paso 6

Tienes la opción de sentarte a esperar que los referidos y los testimonios lleguen solos. O puedes salir a buscarlos.

En las plataformas freelance los reviews se hacen “por default.” Pero si hiciste un buen trabajo y trabajaste sin intermediarios, no esperes a que el cliente te envíe un mensaje diciendo lo grandioso que eres.

No no y nooooo. En el preciso momento en que termines el trabajo vas a enviar un correo a tu cliente diciendo lo siguiente:

“Hey Mr. Cliente

Ha sido un placer trabajar con usted. Espero que {lo que hiciste} se refleje en {el objetivo de tu cliente}.

¿Le importaría tomar un tiempo para llenar esta encuesta?

(Link)

No debería tomar más de 5 minutos.

Gracias,

{tu nombre}”

Esta encuesta puedes armarla con Google Forms y puedes incluir estas 3 simples preguntas:

  1. Hable un poco de su experiencia trabajando conmigo. ¿Por qué decidió contratarme, y cuál fue su experiencia durante y despues de la contratación?
  2. ¿Hay algo más que le gustaría que ofreciera como servicio?
  3. ¿A quién conoce que pueda utilizar mis servicios?

Boom.

La primera será tu testimonio.

La segunda te dará al oportunidad de ver si hay otra cosa que necesite en su negocio (para que de esa manera puedas ofrecérselo luego).

Y la tercera será para que te refiera.

Un tip adicional: con las encuestas de Google puedes rellenar las casilas de antemano.

Algo que me gusta hacer es revisitar las conversaciones que hemos tenido anteriormente y recopilar lo que ya él—o ella—ha dicho de su experiencia.

Esto te permite ahorrarle tiempo al cliente (y añadirle un poco de sazón de ser necesario). Tu cliente te agradecerá si le das una mano.

Tener un testimonio no es suficiente. Tiene que ser uno bien bueno.

Repetir, repetir, repetir

Piensa en las operaciones de una textilera. O una aerolínea. Hay tanta organización, preparación y logística requerida. Pero como freelancer las operaciones son tan simples.

Contactas. Trabajas. Entregas. Repites. Todo online.

Contiúa este proceso y es cuestión de tiempo para que tengas mós trabajo de la cuenta en tus manos.

Más contactos. Más clientes. Más trabajo. Más referidos. Más clientes. Más trabajo. Más referidos. Más dinero!

Etcétera…

Etcétera…

Etcétera…

Aquí es donde muchos fallan porque se olvidan de uno de los compenentes.

O dejan de hacer el mejor trabajo que puedan. O dejan de contactar más clientes. O dejan de pedir referidos. Y finalmente esperan a la suerte.

(Claro, y luego lse quejan de que no tienen suficiente clientes.)

Conclusión: Cómo Empezar a Ser Freelance Rápidamente Con Estos 6 Pasos

A las personas les gusta complicarlo.

Pero si tomas un servicio, lo aprendes, construye tu oferta y tu mensaje, y luego sistematizas la llegada de clientes, es cuestión de tiempo para que estés en la cima de tu industria.

 

 

 

 

 


0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Consigue Tu Primer Trabajo Freelance Online Este Mes Fuera de Plataformas Como Upwork

Si te encuentras...

  • En el limbo intentando arrancar a trabajar en línea.
  • Registrándote de plataforma en plataforma solo para darte cuenta que no hay trabajo en ninguna.
  • Dándote cuenta que enviar propuestas allí es como la guerra del centavo: "gana el que más se baje los pantalones."

Entonces cree este entrenamiento 100% GRATUITO para ti.