Yo también estaba atrapado en las plataformas freelance trabajando por presupuestos que dan pena… pero me liberé

Hola. Isaac aquí.

Mi vida ha dado un giro inimaginable.

Como un recién graduado de la universidad de Ingeniería en Santo Domingo, tenía lo que muchos llamarían éxito: un título y un trabajo.

Pero yo sabía que había algo más… que existía la posibilidad de tener más libertad y a la vez ganar más dinero trabajando como independiente—y que con el internet cualquiera podía hacerlo.

Comencé este blog con el objetivo de documentar mi travesía para los que quisieran seguirme y evitar mis errores…

Y vaya travesía que ha sido.

Atascado con el SPW (Síndrome de la Página Web)

Por MEESES buscaba trabajo en decenas y decenas de página web que prometían que podías obtener clientes de calidad y trabajo por un buen pago.

Excepto que habían pasado 5 meses ya, y registrado en al menos 70 páginas distintas, no lograba hacer nisiquiera $US100. Una miseria.

Me encontraba atrapado enviando propuestas en plataformas freelance y llegué a conseguir trabajos—pero a $5/hr.

Me registré en páginas de trabajos de transcripción, y transcribía audios de $5 o $10—que me tomaba más de 2 horas completar.

También llegué a hacer un par de “gigs” en Fiverr y a editar documentos por $10.

Había dejado mi trabajo para tener más libertad y más dinero, y lo que había encontrado era todo lo contrario.

Una Luz en la Oscuridad…

Llegó el día que no podía aguantarlo más y decidí buscar una alternativa. Mis ahorros cada vez más disminuían y me sentía como un completo idiota. Lleno de desesperación.

Ya que había pasado 5 meses saltando de profesión en profesión, y sabía un poco de todo… comencé a buscar trabajo freelance como asistente virtual.

Me uní en decenas de grupos en Facebook, para postear sobre mis servicios. Y 5 días más tarde conseguí un trabajo freelance como asistente virtual para una agencia de marketing digital.

Ganando solo $US400/mes… pero fue el alivio que me permitió continuar. Además de que me permitió dominar lo que pocos conocen.

Echándole un Ojo al “Detrás de Cámara”

Gracias a esta oportunidad pude observar “detrás de cámara” como esta agencia conseguía clientes y contratos GIGANTES ($3k, $5k, $10k, $25k+) contactando a los negocios directamente por correo.

Cero plataformas freelance. Cero páginas web. Nada de eso.

De hecho, yo era el que estaba encargado de recopilar los correos electrónicos de los dueños de negocio y enviarlos en cantidad.

Estuve con ellos por más de 6 meses, lo que me dio el conocimiento necesario para aprenderme su proceso de adquisición de clientes… de principio a fin.

Pero no fue hasta que me di cuenta que era una práctica común en las agencias el usar este método para conseguir clientes y luego delegar en las plataformas freelance hice algo al respecto…

La sangre me comenzó a hervir y algo en mis entrañas me decía que tenía que intentar este método de contacto directo para conseguir mis propios clientes.

Tenía unos 3 meses estudiando copywriting (o escritura persuasiva), pero no me había atrevido a salir a ofrecerlo como servicio. Los nervios y la inseguridad me reprimían.

Pero sin experiencia previa ni portafolio ni estudios relaciones, tomé la decisión definitiva de hacer que esto funcione. Ya no había vuelta atrás.

Yendo de $400/mes a proyectos de $2,000

Con las estrategias y tácticas que me habían enseñado en la agencia, me armé de valor para comenzar a usar estrategias para conseguir mis primeros clientes de redacción.

Para mi sorpresa la primera persona que me responde, luego de enviar mis primeros 10 correos, me dice así:

“”Hola Isaac,

Escribiste justo a tiempo: estamos buscando a alguien para que nos ayude con eso.

Hablemos la siguiente semana, cualquier día entre el Martes y el Viernes funciona para mí”

Mis ojos se abrieron. Y sentí que mi corazón dió un brinco de emoción. No podía creer que había funcionado.

Esa persona terminó siendo mi primer cliente de redacción para el cual escribí 8 correos por $US440.

Y repetí el proceso para ganar otro proyecto de $650. Y luego otro de $1250. Y luego otro de más de 2000 dólares.

Era increíble.

Tenía en mis manos un sistema para conseguir clientes a voluntad. Era cuestión de simple y llanamente encender la maquinita y de repente tenía la semana próxima agendada con reuniones de personas interesadas.

Dios, lo refrescante que es saber que no era el candidato #30 o #55 como suele suceder en las plataformas.

A veces a quienes les escribía no necesitaban mis servicios. Pero cuando estaban interesados generalmente yo era el UNICO candidato.

Y no hay que ser un mago para saber que cuando eres el único candidato tus probabilidades se multiplican 20x.

Al día de hoy continúo usando esta estrategia. Y al dominarla tengo la confianza y la tranquilidad de que estoy a un par de correos de mi próximo proyecto.

Ya no dependo de estas plataformas freelance. Y es lo mejor que me ha pasado.

Un Giro 360

Sabía que tenía que compartirlo con el mundo. Y esencialmente darle un giro de 360 grados al blog. Pasé de hablar de estas plataformas positivamente a totalmente aborrecerlas.

Y ahora estoy en una misión:

Ayudarte a decirle adiós a las plataformas freelance de una vez por todas.

Me dejé llevar por lo que predicaba la mayoría (y pues lo que yo mismo recomendaba por un tiempo), pero ahora estoy comprometido a enseñarle a otros a valorar su trabajo.

Si hay una lección con la que te quiero dejar hoy es esta: no tienes que comenzar desde abajo.

Es como naturaleza humana querer comenzar desde abajo cuando no nos sentimos confiados en nuestra habilidades. (Así como yo pasé de  redactar un artículo de $1.02 a redactar un correo por $100-150.)

Si haces las cosas de la forma correcta desde un principio puedes cobrar decentemente aunque estés en pañales y seas un completo novato.

Si tomas los pasos adecuados, claro. Y eso te quiero enseñar.